8.3.06

No hay tiempo


Hay cosas extraordinarias en la vida. El tiempo es una de ellas. Puede que de verdad el tiempo trabaje con inclemencia y nunca pare su andar, pero lo grandioso es que no es totalmente así. Cuando estamos sumergidos en la caótica dinámica de las grandes ciudades puede que no lo notemos con claridad.
El tiempo tiene la particularidad de hacer maravillas. De dejar las cosas tal como estaban hace un montón de años.
Hay sitios especiales en donde no parece existir la temporalidad. Cuartos en donde los cuadros siguen estando en el mismo lugar, exactamente en el sitio donde los dejamos. Casas enormes que no escapan a las telarañas, a las paredes mohosas que delatan su antigüedad y aun así siguen oliendo igual que siempre, emanando las mismas sensaciones que producían antes —y ahora—. Personas que no cambian, son los mismos de antaño, exactamente como los recordamos remotamente. Es que están como siempre. Diez, quince, treinta años no son nada.
El tiempo pasa y muchas cosas quedan igual. Todo es cuestión de mirar, observar nuestro entorno. Aprender a ver y así notar que todo permanece intacto. Nada cambia. Tal vez sólo se envejezca, sin más.

Recomendaciones de hoy:


El blog:
Timeless - El sitio: Time Magazine - La peli: The hours, dirigida por Stephen Daldry - El trago: Waste of time cocktail - La ñapa: Vista aérea de Caracas: Este - Cenital - Centro

Ubicación al escribir esta entrada:
Latitud 10° 30' N, Longitud 66° 50' W

1 comentario:

FiftyUana dijo...

Jimmy, me dí a la tarea de leer post viejos, ya que no escribes últimamente bro. Pero con este del tiempo, quiero mostrar otro ángulo, y es que para mí y para SM: "El tiempo pasa y nada sigue igual".

19/11/2006

FiFtyUanA