15.6.07

Mil quinientos cuarenta y siete


No había refugio ante semejante tormenta. Ocultarte bajo la cama servía de poco. Desde ahora, como antes, tu destino estaría marcado por cifras. Lo primero que deberías saber es que en tu futuro inmediato se vienen 200 kilotones; llevan tu nombre inscrito. No es justo, pero eso poco importa. Vienen por ti, pero estás muy asustado para pensar en eso. Sólo piensas en proteger a los chicos. Es difícil explicarle a tus niños lo que estaba pasando. Asustados, llenos de incertidumbre, te abrazaron tan fuerte como les permitía su pequeño y tembloroso cuerpo. Sintieron el pánico y no hacían más que llorar. Tu también llorabas, estabas aterrado. Apenas comenzaba la guerra.

No era tu culpa. No es culpa de los pequeños. Ni de tus vecinos, ni de los que estaban en los hospitales que fueron bombardeados. Cosas de la guerra. Cosas que pasan cuando te atacan de noche, desde lejos, por petróleo. Es probable que el tomahawk que estaba por acabar con tu vida fuera un error ¿Acaso no lo fue todo aquella noche? Ibas a ser parte de las cifras de mistakes. Una falla de la tecnología que se repitió centenares de veces. La libertad duradera debería ser más precisa en su accionar. Pero es mucho pedir. Mucho para esa noche; con el diluvio de fuego bastaba.

Nadie pensó en ti antes de presionar el botón. Tus hijos no fueron tomados en cuenta. No importaba si el más chico de todos, el consentido de la casa, quedaba huérfano sin siquiera tener edad para caminar. Cosa que no haría nunca, porque sus piernas fueron mutiladas con la explosión. Pero todo sea por la libertad, porque tus tierras fueron bendecidas con la bota todopoderosa; sin importar la historia milenaria, era mejor acabar con todo. Y sí habían armas de destrucción masiva y esa noche quedó en evidencia. Nadie pudo dudar por un segundo que sobre mesopotamia caían armas que destruían a masas indefensas. Tú entraste en esas cifras que se han querido ocultar. Los libertadores las maquillaron con mentira, redundando una vez más en el engaño de su forma de ser. Y ahora que te convertiste en un número también te querían borrar. Y lo hacen, te ocultan.

La verdad es que han pasado mil quinientos cuarenta y siete días desde entonces. Desde aquella noche interminable más de 50.000 civiles como tú y tus hijos, desarmados, inocentes, han muerto. 92% de las casas de Bagdad quedaron con daños estructurales, con deficiente servicio eléctrico y de agua potable. Un tercio de los niños menores de cinco años presentan síntomas de desnutrición aguda. Existe un promedio de 60 ataques de insurgentes por día desde el inicio de la invasión. La guerra ha costado a los norteamericanos más de 204 billones de dólares; un iraquí promedio gana menos de 200 dólares al mes. Cada treinta días mueren 20 personas a causa de minas. Hay un 40% de desempleo. Todavía, en Iraq libre, existen más de 200.000 soldados extranjeros. Se han encontrado 0 armas de destrucción masiva. Todavía siguen buscando.

Ubicación al escribir esta entrada:
Latitud 10° 30' N, Longitud 66° 50'W

8 comentarios:

flequillo dijo...

¡Qué sabrosa es la guerra desde lejos! ¿No?

El poder es tan sucio que mientras sean "otros" los que mueren (entiéndase de allá o de acá) a los "apoderados" (porque no los considero poderosos - son pura escoria) nada les afectará....

Muy bueno, Señor.
Me quito el sombrero.


Besos

Nina dijo...

Bestia chamo si eres alarmista. La noticia en "el mundo" son los lagrimones de la Hilton en la cárcel y tu escribiendo de cosas feas y desagradables!! Que mal gusto de tu parte, que falta de solidaridad. Francamente.
*****
Me quedo con esta frase: "La libertad duradera debería ser más precisa en su accionar."
¿"efectos colaterales" es que los llaman? ¿bajas necesarias?
Porque como "seres humanos" no los reconocen ni de vaina.

Un beso...

la Perfecta dijo...

¡¿204 billones de dólares?!... no puedo ni imaginar cuánto es eso, se me acaban los ceros de la imaginacion.
¿Cuántos gente hubieran podido salir adelante con ese dinero? ¿Cuántos niñitos se hubieran olvidado de la desnutrición? (es más, estarían obesos como los del otro lado)
¿Cuántas preguntas puede uno plantearse para gastar tantísima plata?

Agh! :S no entiendo nada... ¿quién fue el genio al que se le ocurrió la guerra?

Muvimeiquer dijo...

Al mismo que se le ocurrió la paz... las ansias por la paz nunca hubiesen existido sin una guerra previa...

204 palos?? Coño, el gobierno podía financiar 11,3 peliculas de Danny Glover...

elchamodel114 dijo...

Muvimeiquer, no son 204 palos. La cifra es un poco mayor. Son 204 BILLONES de dólares. Para los norteamericanos, un billón es lo que nosotros conocemos como un millardo. Es decir, que la cifra apróximada es de:

204.000.000.000,00 $

Entonces, de ahí saldrían un poco más de 11.333 películas de Glover.

Para que nos hagamos una idea, te digo que con esa plata se hubieran financiado 16 planes Marshall. Es decir, el dinero suficiente para reconstruir la Europa de finales de los años 40, una y otra vez, después de 16 Guerras Mundiales.

Paty dijo...

Buenísimas todas esas cifras y datos!

hijo dijo...

ya vieron cuánto está costando la cajita felíz?? qué horror!

Muvimeiquer dijo...

jajaja... sorry por le descuido.

Más alarmante sería decir que con esos 204 billones se pueden hacer 463636,364 películas como Secuestro Express... cuya recaudación en taquilla dió una cifra cuatro veces más grande... interesante