24.6.06

Nací víctima


hijo

Todo me pasa a mí. Nadie me quiere y el que dice que me quiere lo hace por interés. No sé si será porque soy mujer o porque no soy tan flaca como las pavas de ahora. Ellas que se mueran de hambre, si les da la gana. Mi ex marido es un muérgano que me dejó por un par de piernas y mis hijos ya ni pasan por la casa si no es a pedir dinero o a dormir. Uno de ellos anda con amigos rarísimos. Siempre anda como apagado y nunca dice nada coherente. Creo que se droga. El otro, es un borracho, pero eso ya es otra cosa. Estamos hablando de mí. ¿Acaso no merezco amor? Nadie me lo da. No lo busco, pero igual nadie me lo da. ¡Merezco amor y nadie me lo da!

Mi vieja es una ladilla. La tipa es realmente inmamable. Me sirve la moncha y se pone a gritar hasta que voy a comer... qué energúmena. No me la tripeo. ¿Le cuesta burda comprender que pertenezco a una generación que marca su propio ritmo y que no sigue convencionalismos? Yo soy un tipo intenso y si le molesta el humo en mi cuarto, que arranque, no joda. Se pone a fantasear con que yo busque trabajo y aparte, me jode la vida porque no estudio lo que ella quiere: una carrera, cual sea. Ya lo dije: soy un tipo intenso, lo mío es el arte. No dibujo ni escribo ni nada de esas mariconadas, eso si. Mi cometido en esta enfermedad terminal llamada vida es disfrutar de sus placeres. ¿Me sigues, no? Sé que te lo tripeas.

Nadie se preocupa por mí. Ayer mi novio me dijo que soy una tonta por andar discutiendo lo que (para él) son temas triviales. ¡O sea, hello! ¿Para qué cree él que somos novios? ¿Para andar siempre agarraditos de la mano y disfrutando de nuestra mutua compañía? Yo necesito alguien con quien hablar de la gorda esa que es una malvestida, y de la horrenda esa que se cree súper inteligente. Aparte, tiene la mala costumbre de querer hacerme ver otra visión, eso que él llama la otra cara de la moneda en todos los problemas que le planteo. Qué troglodita, o sea, es un egoísta. Lo que le falta es irse a casa de su mamá en el interior sin decirme que me va a extrañar.

Pero ya lo decidí. De ahora en adelante, no tendré consideraciones con nadie. Viviré por mí y para mí. Ya basta del carajito bonito que ríe cuando le hacen caritas. Se acabó el carajito que tiene que llorar por su tetero. Ya no más gu-gu ta-tas; al carajo con la maestra y su cajón de arena. ¡Al carajo todos! ¡Al carajo tú y tu jardín de niños! Ya que vivo en un mundo al que ni siquiera pedí venir, por lo menos trátenme con consideración.

Ubicación al escribir esta entrada:
Latitud 10° 30' N, Longitud 66° 50' W

1 comentario:

Ari dijo...

"Yo soy un tipo intenso y si le molesta el humo en mi cuarto, que arranque, no joda" esta frase te representa negro sea ficción o no (Quitando lo del humo)... Me gustó el post, good good!
Ari!